Sign In
  • TRM (COP/USD) $ 3.025,28
  • DTF (%) 5,95%
  • IPC Anual (Junio 2016 - Mayo 2017) 4,37
  • IPC Corrido (Enero - Mayo) 3,23
  • IPC Mensual (Mayo) 0,23
  • Petróleo WTI (USD/bbl.) 44,06
  • Café (US¢/lb) 1,25

​​​​​​​​​​​​​

Información General


Presentación

La Cámara Fedemol, ahora parte de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, entidad gremial sin ánimo de lucro creada desde 1949, representa los intereses de las industrias colombianas de trigo y derivados (pan, pastas y galletas). En esta misión, gestiona y desarrolla actividades que propenden por la mejora de la competitividad de la cadena desde la provisión de materia prima, procesamiento y consumo.


 

Sobre la industria molinera de trigo:

En 2014, la industria molinera de trigo se ubicó como la octava más grande en ventas entre los sectores dedicados a la producción de alimentos, y como la sexta en términos de patrimonio.

Pero este no es solo un sector cuya importancia relativa radica en el volumen de ventas. También se destaca dentro del renglón importador como un importante generador de carga y transformador de materia prima -trigo-, así como por ser el sostén de la cadena de trigo y derivados, en la cual se vinculan otros eslabones como el sector de panadería, repostería, galletería, y de pastas alimenticias (en el cual están vinculados algunos de los afiliados a la Cámara).

El consumo del país en trigo, superior a 1,3 millones de toneladas, se traduce en un consumo estimado por habitante al año de 30 kilos de productos panificables, 2,5 kilos de galletas y 2,9 kilos de pasta; alimentos que representan el 1,7% del total del gasto de un colombiano de ingresos promedio y el 2,4% de uno de ingresos bajos.

Vale decir que estos alimentos, parte de la dieta básica y fuente de energía para los colombianos, son producidos con harina de trigo fortificada (único producto fortificado por ley junto a la sal), para suplir la deficiencia de algunos micronutrientes en la población colombiana.

En este frente la industria molinera de trigo adelanta una tarea de Responsabilidad Social Empresarial. Sin ningún mandato estatal, el sector optó por sustituir el hierro reducido por fumarato ferroso, buscando mejorar la biodisponibildad (absorción) del hierro, para mejorar las condiciones nutricionales de los colombianos.

Por la misma vía, es reconocida la labor adelantada por la industria en términos de absorción de cosecha nacional a un precio superior al del costo de importado internado, buscando así garantizarles un mínimo ingreso a los agricultores. Históricamente los molineros de trigo han comprado toda la producción nacional sin necesidad de intervención estatal.


 
ANDI - Asociación Nacional de Empresarios de Colombia @ 2014 Todos los Derechos Reservados
Desarrollo y diseño por JEDUCA S.A.S Tecnología & Comunicaciones