viernes, 30 de septiembre 2022 | English | INICIAR SESIÓN
septiembre 16 de 2022
Cámara de la Industria Farmacéutica y de Aseguramiento de Salud de la ANDI aclaran situación de suministro de medicamentos

30 productos, que representan el 0,2 % de los registros sanitarios vigentes en el país, presentan demanda insatisfecha.

Bogotá, 16 de septiembre de 2022. Las cámaras Farmacéutica y de Aseguramiento en Salud de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI, aclaran que, según el Ministerio de Salud, cerca de 30 medicamentos en Colombia presentan actualmente demanda insatisfecha. La lista de productos representa el 0,2% del mercado nacional. 

En las últimas semanas, las EPS a nivel nacional han evidenciado un problema de falta de oferta de algunos medicamentos en el sistema de salud. La Cámara de Aseguramiento de la ANDI viene estudiando el caso y trabajando con la Cámara de la Industria Farmacéutica para entender el fenómeno y darle solución.  

“Lo primero que hay que precisar son los términos con los que nos referimos al problema –comenta Mariana Sarasti, directora de la Cámara de la Industria Farmacéutica, que agremia a 74 compañías nacionales e internacionales–. Una cosa es desabastecimiento, que es cuando en el mercado no se encuentra oferta del producto por parte de ningún productor y tampoco existe un producto sustituto, y otra es demanda insatisfecha, que es cuando temporalmente no se tiene la totalidad de la solicitud de un medicamento por parte de un laboratorio, pero puede haber oferta de la misma molécula de un competidor o de un producto sustituto”. 

Las EPS efectivamente han tenido dificultades para encontrar medicamentos de algunas marcas específicas que solían comprar y esto ha desencadenado en un aumento de quejas y reclamos por parte de los pacientes.

De acuerdo con Carlos Dáguer, director de la Cámara de Aseguramiento en Salud de la ANDI, que representa a 8 EPS del país, varios de esos productos están disponibles en el canal comercial, pero no en el institucional. “Las EPS agremiadas en la ANDI pedimos mayor transparencia a todos los agentes que participan en la cadena –señala Dáguer. Independientemente de la terminología técnica, el hecho es que hay personas que no han podido acceder a sus tratamientos, y eso es particularmente grave en el caso de los anticonceptivos. Las EPS queremos honrar nuestro compromiso con los usuarios, pero necesitamos que el Invima, la industria y los gestores farmacéuticos vayamos más allá de los señalamientos individuales y reconozcamos que esta situación está impactando la vida de las personas”.

En respuesta a esta situación, el Ministerio de Salud citó a los diversos actores del sistema involucrados en el tema. Durante agosto, la entidad sostuvo reuniones con IPS, EPS, gestores farmacéuticos, industria farmacéutica nacional e internacional y gremios de químicos farmacéuticos para dimensionar el problema y, entre todos, hallar soluciones. 

Teniendo esto en cuenta, el Ministerio de Salud compartió con todos los eslabones de la cadena una lista de los 30 medicamentos definidos como críticos. Con esta lista en mano, la Cámara de la Industria Farmacéutica se hizo a la tarea de hacer un estudio con sus afiliados para entender si, en efecto, hay oferta o no de esta lista de medicamentos y, si no la hay, cuáles son las razones y cuáles son las posibles soluciones. 

“La mayoría de estos medicamentos son genéricos –dice Mariana Sarasti–. Esto implica que son fabricados por más de uno y, en muchos casos, varios laboratorios. Es una buena noticia, porque quiere decir que, si un laboratorio no tiene stock, se puede conseguir de algún otro”. 

Un aumento significativo en la demanda, los problemas en la cadena logística a nivel global y las dificultades para que productos sustitutos lleguen hasta el paciente y demoras en los trámites sanitarios ante el Invima son los principales problemas identificados por la ANDI. 

El incremento de la demanda se debe al aumento de medicamentos cubiertos por el Plan de Beneficios en Salud desde comienzos de 2022, al traslado de pacientes desde EPS liquidadas a EPS receptoras que están siendo diagnosticados e iniciando tratamientos que antes no recibían, y a la puesta al día de las consultas represadas como consecuencia de la pandemia por covid-19. 

Por otra parte, los problemas de la cadena logística se explican por la escasez global de vidrio para inyectables, cartón y otras materias primas requeridas en la fabricación de medicamentos. Y, finalmente, se encontró un problema con la agilidad con la que la cadena de actores del sistema puede cambiar de una marca a otra del mismo medicamento para ofrecerle oportunamente al paciente.

A instancias del Ministerio de Salud, todos los actores del sector representados en los diversos gremios se comprometieron a reunirse en mesas de trabajo para analizar caso por caso y diseñar soluciones. El viernes 16 de septiembre se llevará a cabo una nueva reunión entre todos los actores involucrados.